El uso de impresoras en salas blancas

Las impresoras son elementos funcionales y muy habituales en industrias y centros de investigación, en espacios en los que todos los elementos están controlados. El diseño de las salas blancas se realiza con el objetivo de que todos los parámetros ambientales perjudiciales no afecten los productos o procesos y, la utilización de impresoras adecuadas es primordial en la consecución de este objetivo.

Los flujos de aire, la temperatura, la humedad, la contaminación o incluso la presión son elementos que pueden dañar productos o procesos de diversas industrias, especialmente farmacéuticas, químicas o alimentarias. Para luchar contra estos elementos, están las salas blancas, espacios diseñados con el objetivo de que todos los parámetros ambientales perjudiciales no afecten los productos o procesos.

Para muchas industrias las salas blancas son básicas. La industria química es una de las que más utilizan las salas blancas, ya que procesos químicos que requieren el máximo de esterilidad pueden verse afectados por contaminantes externos. En procesos industriales como la fabricación de material quirúrgico o de microelectrónica, es fundamental disponer de una sala blanca, y en el caso de la industria farmacéutica y otros centros de investigación en los que se trabaja con bacterias, virus o sustancias que requieren unas condiciones específicas de conservación, las salas blancas se convierten en imprescindibles.

Sin embargo, algunas empresas o instituciones no pueden contar con estos espacios debido a su alto coste. Ese es el motivo de que solo las grandes industrias puedan permitirse fabricar este tipo de espacios, y contar con una tecnología específica para ellas. Así, en el área de impresión, modernas tecnologías de impresión favorecen que no se pueda crear ningún tipo de residuos ni contaminación en el lugar donde está instalada la impresora.

Es necesario el uso de impresoras aprobadas por el UL, capaces de cumplir con especificación ISO para salas blancas de clase 5. Superar esta prueba es fundamental para poder utilizar una impresora en lugares sensibles.

En Isobox Systems disponemos de un equipo altamente cualificado y experimentado, capaz de valorar la idoneidad de cada impresora para poder adaptarla al medio especificado.

Galería de imágenes