Cuatro cosas que se aprenden al trabajar en salas limpias

En Isobox Systems llevamos más de 25 años trabajando y ofreciendo nuestras mejores soluciones a todo tipo de sectores con necesidades específicas en salas limpias y sistemas de frío.

Las salas limpias - instalaciones de laboratorio especializadas diseñadas para mantener niveles muy bajos de partículas - son un entorno de trabajo único. Trabajar en esta industria requiere de un nivel de profesionalidad muy alto y exigente. Pero, además, el continuo reciclaje nos hace estar siempre en continuo aprendizaje para poder ofrecer las mejores y más novedosas soluciones a cada uno de nuestros proyectos.

Desde nuestra experiencia, podemos ofrecer una visión de nuestro propio trabajo, con sus particularidades y anécdotas específicas.

 

Los hábitos sucios empiezan a parecer aún más sucios


Hay un mundo fuera de las salas limpias donde cosas, como tocarse la cara o arrancar un trozo de cinta adhesiva del rollo con los dientes, no parecen ser gran cosa. Pero cuando la gente (los ingenieros) hace estas cosas dentro de las salas limpias, pueden parecer signos del apocalipsis.

 

Te conviertes en una autoridad en materia de higiene personal


Con toda la vigilancia y control ambiental que tenemos que hacer, cualquier deficiencia en la higiene personal se vuelve rápida y embarazosamente obvia. Por ello, este aspecto es uno de los más importantes dentro de nuestro sector.

 

Con el traje puesto, todos se ven igual


El vestuario para salas blancas puede variar desde una simple bata de laboratorio y una redecilla para el pelo, hasta un traje de conejo con mascarilla, botas y varios pares de guantes. Este último tipo de vestimenta puede hacer que sea muy difícil distinguir a las personas.

 

El control de la vejiga es esencial


Puede parecer algo banal, pero tener bajo control nuestra vejiga es algo fundamental a la hora de trabajar en salas limpias. Imaginemos por un momento que tenemos el traje de laboratorio o sala puesto. En ese momento, el tener que liberarnos de guantes, botas, bata, etc., sería una labor que nos tomaría un largo tiempo. Por ello, es mejor estar seguros de que no necesitaremos evacuar en nuestro periodo de trabajo.

 

Estas son solo 4 peculiaridades o anécdotas con las que nos encontramos a diario, pero que, sin duda, forman parte de un modo de trabajo que hemos de cumplir a raja tabla.

Galería de imágenes